"Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve , y no vuelve allá sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y dá semilla al que siembra y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero y será prosperada en aquello para que la envié" Isaias55.10-11

lunes, 26 de mayo de 2014

De ecumenistas y juicios, Capítulo I


"Danilo Montero se proclama católico y ecuménico"(*)

"No juzguéis, para que no seáis juzgados.
Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido.
¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?" Mateo 7.1-3

     A diario recibo,leo y contesto cartas, comentarios y preguntas procedentes de todo el mundo. Agradezco a Dios por todas las que expresan agradecimiento y una búsqueda sincera de aprender más de Dios y sus reglas, agradezco también por tantos corazones que de tanto quebranto se vuelven dóciles y enseñables, y con gozo reciben para su crecimiento. Pero es casi a diario que también las sombras ganan las comunicaciones, sombras de críticas, de juicio, de denuncias públicas que opacan los nombres de hombres y mujeres que han dedicado sus vidas a llevar el evangelio, sea cantado o hablado.

     Las más comunes atacan  a tales líderes tildándolos de ecumenistas y apóstatas, o ponen sobre ellos acusaciones acerca de su  integridad o sexualidad. Y me pregunto, si eso no es maldecir, y juzgar, ¿que será?... Porque maldecir no sólo es decir malas palabras; también es "decir mal", decir mal de otro, condenarlo con palabras sin siquiera darle la mínima chance que hasta un juicio le daría: que se presume inocente hasta que se pruebe lo contrario.
     Por esas bondades de Dios (por las que estoy muy agradecida) me ha tocado seguir de cerca el proceso y el fondo de acusaciones emitidas contra algunos de estos hombres, y pude comprobar personalmente cuánta falsedad, juicio y porqué no decirlo envidia y maldad había detrás. Lo cual me llevó a ahondar lo que siempre he pensado, que uno debe hacer las cosas lo mejor que puede y siente, y respetar lo que el otro siente o hace de igual o mayor manera. Por otro lado Dios nos indicó expresamente que nos abstuviéramos de juzgar, y todos sabemos que desobedecer a Dios trae serias consecuencias, y no solo para quien juzga, porque quien es juzgado podrá tal vez probar su inocencia pero una sombra de sospecha permanecerá sobre él tal vez toda la vida.
     Me causa mucha tristeza ver como quienes se dicen pertenecer al pueblo de Dios atacan la unidad y no entienden que cuando atacan a otro, a sí mismos se perjudican. Somos un cuerpo por ley divina, hieres la mano y se resentirá hasta el pie.  ¿Hay alguien en este mundo que pueda juzgar?  No, la Biblia dice claramente que todos somos pecadores,  que ninguno hace lo bueno, y que quien se crea firme mire que no caiga. Nadie sino el Señor puede juzgar a otro, la Biblia dice que si uno piensa que es de Cristo sepa que los demás pensamos lo mismo, Dios da tanto"el querer como el hacer" y lo da a cada persona de acuerdo a Su Plan perfecto y preconcebido desde el principio, y eso nadie lo conoce sino Él y la persona sobre la que derrama sus planes.
     La tendencia de muchos es criticar, juzgar y burlarse de todos los diferentes, así es que criticaban a Noe por su barca y a Moisés por su media lengua. A veces pienso que si el Señor Jesús viviera hoy lo fotografiarían con celulares por reunirse con  pecadores, marginales, políticos y corruptos; y lo subirían a todas las redes sociales tildándolo de ecumenista y apóstata...
     Dios no nos llamó a ser policías de otros, sino a amar a todos. No nos mandó a desenmascarar a nadie, sino a restaurar a los caídos con amor entendiendo que mañana podemos ser nosotros los que estemos en problemas. Dios nos mandó a cuidar la unidad, y lo que no une, ciertamente divide.
     Ahora, muchos podrán argumentar: "¿y si es cierto?" Pues pecar todos pecamos, todos fallamos, y la Biblia establece claramente los canales por si tal cosa ocurre. Como dijimos  en un artículo anterior podemos (y debemos) reprender, amonestar y aconsejar; pero el canal es claro, jamás por redes sociales, jamás juzgando; es uno a uno con amor y gracia, si no se es escuchado será de a dos y así. El tema es hablar con los otros, no de los otros. Y si la persona realmente ha caído...  Repito que todos caemos y el que esté firme mire que no le pase mañana. Y el que esté firme también trabaje restaurando en amor y no juzgando fuera del orden bíblico.
      En la próximo artículo ahondaremos sobre el ecumenismo, hoy quiero centrarme en que debemos evitar juzgar y debemos por orden divina, honrar a los demás (y entiéndase por honrar: alentar, no juzgar, sustentar, apoyar). He visto con dolor como  los mejores cantantes cristianos se llevan el crédito de los mayores juicios. Hombres como Danilo Montero, Marcos Witt, Jorge Lozano, Jesús Adrían Romero han bendecido millones de vidas aparte de que les debemos el despertar de la alabanza y adoración en Latinoamérica. Con todas sus penalidades y sueños fallidos como diría el poema, dejando muchas veces sus países y debiendo pasar muchísimo tiempo lejos de sus familias y afectos, ellos han dedicado sus vidas para que las nuestras puedan recostarse en el corazón del Padre. Por sus canciones y giras y conciertos miles y miles han recibido salvación, sanidad, y una puerta hacia el conocimiento y la intimidad con Dios, yo entre ellas. Mi vida, mi salvación, mi conversión, mi restauración giraron en torno a la adoración y a escuchar y cantar miles de horas la música que estos hombres y mujeres hoy tan atacados, compusieron y cantaron honrando a Dios según su propio entendimiento. De la pureza interior y la verdadera intención del corazón nadie sabrá sino cada uno y Dios, pero yo sé que las fuentes de agua amarga no dan agua dulce, y ellos dieron a mi vida agua dulce, realmente cumplieron el propósito de un ministro de adoración: tomar al pueblo de la mano y guiarlo a la Presencia de Dios.
     Curiosamente los que tanto los juzgan y critican no son músicos ni pastores, no comen ni dejan comer, son incapaces ellos de hacer lo que otros logran pero sí sacan tiempo para una crítica feroz. Es realmente mi pensar que si alguien cree poder hacerlo mejor que otro, que lo haga; pero que ni en hacerlo deje de respetar la expresión del otro que también viene de Dios. Y si alguien cree que lo que escucha no viene de Dios, discernimiento le fue dado tener para examinarlo todo y retener lo bueno ( y simplemente no tomar lo malo, porque NO dice "y juzgad lo malo"). Mi corazón está lleno de agradecimiento al enorme esfuerzo que muchos de estas personas tan criticadas ha puesto en llevar el evangelio a todo lugar en toda manera posible. Porque ese es nuestro mandato, ir y llevar, no quedarnos y juzgar. Y en ese "ir y llevar" ;uno debe estar "pronto para presentar defensa de la fe.... " en todo tiempo y lugar.
     Dicen que para muestra basta un botón y aquí va el botón: el año pasado Danilo Montero sacó su  por muchos esperado nuevo CD "La Carta Perfecta" cuyo video original reproduzco abajo. Lo más suave que le dijeron fue "¡¡Danilo Montero se proclama católico y ecuménico!!" Les ahorraré tiempo de lectura posteando directamente la respuesta, que no sólo es una bofetada a tanto juicio, sino que de paso nos alecciona de cierto desconocido tesoro de la cristiandad.
     Si estás de acuerdo en lo que digo, disfrutemos juntos el video de abajo... (y sino, no te molestes en escribir comentarios insultantes como también recibo, porque no los publicaré, yo al menos intento cuidar la unidad del cuerpo y darle al que gloria, gloria; al que honra, honra y al que gracias, gracias)


Danilo Montero aclara que el lugar donde filmó "La Carta Perfecta" no es una iglesia católica

Montero ha lanzado recientemente el vídeo del sencillo "La Carta Perfecta", lo que ha ocasionado diversas reacciones de usuarios en las redes sociales. Debido a esta situación Danilo aclara que el lugar donde se filmó el vídeo no es una iglesia católica.
Su explicación a continuación:
La Capilla de piedra Lanier es parte de la Biblioteca teológica que lleva el mismo nombre y que nacen en el corazón visionario del abogado cristiano Mark Lanier.
La capilla replica de un edificio cristiano del siglo sexto y que se encontraba en lo que hoy es Turquía. Se usaron los planos que un investigador de la universidad de Harvard diseñó basándose en las fotografías que se tomaron de sus ruinas en los años 60.
Es un hermoso ejemplo de cómo los cristianos han tenido que resolver los retos con que se han topado para compartir nuestra fe a lo largo de los siglos. Por ejemplo: ¿cómo podrían transmitir el mensaje de la Biblia y en particular el Evangelio en ausencia de libros y en presencia de una población que no sabe leer ni escribir?
Primero, usaron sus edificios que construyeron de forma cruciforme, esto es, en forma de cruz para recordar la centralidad de Jesús.

La segunda manera en que resolvieron el reto fue a través de la lectura pública de las Escrituras y el sermón que repasaba los acontecimientos relacionados con el Evangelio.

La tercera manera en que trataron de comunicar el Evangelio fue através del arte gráfico y es allí en donde fueron muy útiles los frescos que se pintan en las paredes o los cielos de los edificios.

En los primeros siglos de la historia de la iglesia la mayoría de quienes se convertían al cristianismo habían crecido rodeados de una abundante cultura gráfica grego-romana. Es cierto que ésta estaba plagada del paganismo propio de Roma, pero a diferencia del pueblo hebreo, los cristianos no veían en el arte gráfico una referencia meramente pagana, sino que también utilizaban el arte gráfico como expresión meramente artística e incluso decorativa.

Por eso es que la pintura y en particular aquella que reflejaba la historia bíblica y del Evangelio se convirtió en un recurso poderoso para grabarlo en las mentes y corazones de las masas. Desde entonces, comenzando por tradiciones como la ortodoxa griega y pasando por la Edad Media y en especial el Renacimiento, el arte ha servido para impactar los sentidos con la fe. Es claro que hay brazos del cristianismo que han abusado el recurso y los han tergiversado de alguna manera. De allí, la fuerte tendencia a una cultura iconoclasta, o sea, que se rehusa a usar o se opone a cualquier expresión gráfica dentro del cristianismo evangélico latinoamericano en particular.

"La capilla de piedra de la Biblioteca Teológica Lanier es un lugar dedicado a honrar la historia de la fe cristiana. Su techo registra la historia de nuestra salvación desde Génesis hasta Apocalipsis. Apunta a Cristo como el centro del mensaje de Dios al mundo." -Danilo Montero-


 


Texto: Edith Gero 
 Artículo e imagen: http://www.acontecercristiano.net/
 (*)secretosdelfin.org

1 comentario:

  1. DIOS BENDIGA AL HERMANO DANILO Y LO SIGA USANDO GRANDEMENTE!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar