"Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve , y no vuelve allá sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y dá semilla al que siembra y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero y será prosperada en aquello para que la envié" Isaias55.10-11

domingo, 6 de octubre de 2013

¿Qué es Iglesia?


Cuando alguien me dice "yo no voy a ninguna iglesia" me pregunto si tal persona entiende  que en realidad me está diciendo que no cree en Dios y en el camino a Él, su Hijo.
Porque Iglesia somos todos los que hemos creido, no una organización, no una denominación, no quien tiene el templo más grande, no quien se dice mejor.

Iglesia no es una organización, sino un organismo, vivo. Es el cuerpo de Cristo, Sus manos, Sus pies, Su abrazo, Su sanidad y libertad extendida a través de nuestros cuerpos y acciones.
Grandes, pequeños, ricos, pobres, sucios de errores y  pasado y los que se creen totalmente limpios.
Todos los que creemos. Un solo cuerpo, que no compite entre sí, que no debería ir contra sí mismo.

"Esta es mi iglesia" dice el protagonista de "Fe como las papas" señalando al sembradío. Ahí adoró y buscó al Señor hasta que encontró las respuestas a lo que debía hacer.
Supe de un hombre profundamente creyente que vivía con su familia en el campo, alejados de todo lugar. Él tenía un banco frente a la naturaleza, allí iba a hablar con Dios, era su iglesia.

Iglesia no son los edificios sobre los que algunos se ufanan y otros tejen sus intereses espurios. Iglesia no es la numerología detrás de la que tantos se afanan.
Necesitamos los edificios y la organización como base para salir a cumplir la orden mayor: "ID", pero la organización debe estar al servicio del organismo y no al revés. Tal vez Cristo esté mucho más presente con dos creyentes que se sientan junto a los quebrados a llevarles esperanza, que en una megaiglesia.
Citando a David Platt en su libro "Radical" yo también tengo un serio problema entre entender esta contienda entre "iglesias" y el Cristo y su iglesia que me muestra la Biblia.

Mucho me temo que si hoy Cristo caminara entre nosotros, entraría a muchos de nuestros templos con la misma furia con que tiró las mesas de los cambistas. Porque la Iglesia es suya, Él la edifica,   la compró con el mayor sacrificio que la historia ha visto, y hasta el día que Él vuelva a llevarla también velará por ella, por Su Novia. Por tí, por mí.

Te dejo con la película "Una segunda oportunidad" con Michael W. Smith. Vale la pena reflexionar al respecto. Al cuidarnos entre nosotros, cuidamos La Iglesia.



ver película "La segunda oportunidad" con Michael W. Smith
Texto: Edith Gero
Imagen: Banco de Imágenes Gratis.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario