"Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve , y no vuelve allá sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y dá semilla al que siembra y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero y será prosperada en aquello para que la envié" Isaias55.10-11

domingo, 7 de abril de 2013

Delante del Rey.


 
     Hoy iré... Iré y me presentaré ante el Rey aunque no haya sido llamada, aunque mi vida peligre por tal atrevimiento impensado.
     Iré. Sin preocuparme de no estar vestida de lujos. Tengo urgencia de verlo.

     Iré delante del Rey de toda la tierra. Con mis miserias expuestas, con mis logros infantiles que nunca me pertenecieron. Iré con mis temores y mis sueños guardados. Expuesta. Débil.  Tan humana y fallida como soy.
     Y volveré a cruzar ese pasillo dónde tantos me señalan y algunos pretenden mi fin, porque es lo que debo hacer. No temeré la espada que ha elegido mi cuello,  ni la crítica despiadada de quienes me observan.
     El Rey en Quién ha confiado mi alma, siempre baja su cetro real antes que la muerte me toque. Y si un día no lo bajare, prefiero morir intentándo acercarme a Él, que lejos suyo.
     Para esta hora he nacido, para enfrentarme a mi Creador tan vulnerable como soy, pidiendo perdón, suplicando Su favor. Y cada día, seguir llendo delante del Rey, hasta que el tiempo sea perfecto.

"Hazme saber, Señor, el límites de mis días,
y el tiempo que me queda por vivir;
hazme saber lo efímera que soy.
Muy breve es la vida que me has dado;
ante tí, mis años no son nada.
Un soplo nada más es el mortal,
un suspiro que se pierde entre las sombras...
Y ahora Señor,¿qué esperanza me queda?
¡Mi esperanza he puesto en Tí!
Salmo 39

Te dejo la película sobre la vida de Ester, "Una noche con el rey"
Si no puedes activar la pantalla completa haz click en el logo de YouTube y puedes verla en su alojamiento original.


No hay comentarios:

Publicar un comentario