"Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve , y no vuelve allá sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y dá semilla al que siembra y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero y será prosperada en aquello para que la envié" Isaias55.10-11

miércoles, 11 de julio de 2012

Jaspe, cornalina y esmeralda


"Al instante vino sobre mí el Espíritu y vi un trono en el cielo, y a alguien sentado en el trono. El que estaba sentado tenía un aspecto semejante a una piedra de jaspe y de cornalina. Alrededor del trono había un arco iris que se asemejaba a una esmeralda". Ap. 4.3

Puesto que Dios es el que habita en una "luz inaccesible" y a quien "nadie ha visto ni puede ver"  (1Ti. 6.16), lo describe con el resplandor de las piedras preciosas y con un arco iris de esmeralda alrededor de su trono. -Biblia de Estudio NVI, nota de pié de página-

Ni todos los colores, ni el brillo de las piedras preciosas de más alto precio, alcanzan para definir la inmarcesible  Luz de Dios.
Honremos esta semana a Quien es luz y ninguna tiniebla hay en El, llevando nuestras oscuridades a Su luz admirable.

Imagen: Brillo de sol


No hay comentarios:

Publicar un comentario