"Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve , y no vuelve allá sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y dá semilla al que siembra y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero y será prosperada en aquello para que la envié" Isaias55.10-11

viernes, 30 de marzo de 2012

Confesión: ¿La ruta a la sanidad o al infierno?

     Con cierta tristeza en mi corazón porque lo que no une, ciertamente divide... Y en la certeza de que a veces por sostenernos sobre ciertas partes de la Palabra de Dios olvidamos al Dios de la Palabra, cuya esencia es amor, y unidad...
Con esto en mi alma es que transcribo el artículo publicado por la Agencia de Noticias de Prensa Ecuménica y retransmitido por El Protestante Digital. Al pié están todos los enlaces de referencia correspondientes.
Creo como argumenta El Protestante Digital que no este el momento de
refutar teológicamente. Pero sí quiero decir que en mi humilde entendimiento solo Dios perdona, y solo Dios restaura, y solamente de El, es la potestad de enviar almas al infierno.
Nuestra tarea más bién es tomar conciencia de que estamos en esto de vivir juntos, tender puentes al Cielo -no al infierno-, y tender puentes entre nosotros.
Pongo a consideración de ustedes el amplio material sobre confesión que hay en Bahía Esperanza  (Rompe el silencio y Rompe el silencio II) en la certeza del cambio absoluto que tal práctica ha traído a mi vida y la vida de miles.
A la Palabra de Dios me remito.
"Confiésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros, para que sean sanados" Santiago 5.16 NVI.

"Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se díó a sí mismo en rescate por todos" 1 de Timoteo 2.5
Edith Gero


Noticias:

Protestantes y evangélicos al infierno


El infierno parece ser el destino inevitable de los cristianos protestantes o evangélicos, entre otros, según portavoces autorizados de la Iglesia Católica Romana (ICR).
En una nueva vuelta de tuerca para reafirmar la vigencia de doctrinas y prácticas de las más cerradas épocas del catolicismo romano  ahora se reafirma la posición de que los pecados solamente pueden ser remitidos por los sacerdotes de la propia ICR .
Eso significa que quien no pasa por el perdón de los sacerdotes consagrados por el Vaticano no se salvarán del infierno.

 Esto es lo que explica la agencia de noticias Zenit, con sede en el Vaticano, al publicar un reportaje realizado por José Antonio Varela Vidal al padre dominico Hernán Jiménez, confesor en Santa María la Mayor de Roma . María la Mayor es uno de los llamados cuatro templos papales encargados para el rito de la confesión. Según una antigua tradición se le confió a la orden dominica esa responsabilidad.

En una parte de la entrevista se produce el siguiente diálogo.
 Varela Vidal:  ¿Existe acaso la confesión "directa con Dios", tal como argumentan algunos? ¿Cuál es la diferencia de esa práctica con el sacramento de la Reconciliación?
 P. Jiménez :  Con Dios hay una comunicación directa con la oración y la meditación interior, pero nunca la remisión de los pecados. Según el mandato del Señor, solamente los apóstoles y sus sucesores, los sacerdotes, lo hacen .
 Varela Vidal:  ¿Cuál es la base bíblica del perdón de los pecados ejercida por un sacerdote frente a un penitente? ¿Él actúa en nombre de Dios o lo hace por su propio poder de consagrado?
 P. Jiménez : La base la encontramos en los Evangelios, en Juan 20, 22-23. El sacerdote actúa en el nombre de Dios y lo hace por el mandato de la Iglesia que recibe en la ordenación sacerdotal. El sacerdote remite todo pecado con la formula: “… en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”
A esa afirmación de Jiménez debe agregarse que no la hace por cuenta propia sino que está avalada por su orden y por las autoridades de la jerarquía vaticana.

Por otro lado  la entrevista se hizo dentro del contexto de la reciente declaración del Papa quien, según el periodista Varela Vidal, “insistió en que la nueva evangelización parte también del confesionario” Una afirmación que tiene enormes connotaciones pues Benedicto XVI no habla de que la nueva evangelización parte de “la confesión” del penitente, sino del “confesionario” .
En la ICR el “confesionario” es el lugar más productivo para la sumisión de los “penitentes”, término oficial del catolicismo romano para las personas que acuden al confesionario para pedir el perdón de sus pecados. Si de ahí parte la denominada “nueva evangelización” según el papado, a todas luces, se insiste en reafirmar el pasado.

Fuente: www.protestantedigital.com

Fuente original artículo: http://www.ecupres.com.ar/noticias.asp?Articulos_Id=9884
Imagen de entrada: www.freeamazingpictures.com
Imagen en artículo de referencia: Fuerza Latina

2 comentarios:

  1. Solo un comentario....como dice en 1ra San Juan 2:1. "HIJITOS MIOS, ESTAS COSAS OS ESCRIBO PARA QUE NO PEQUEÍS; Y SI ALGUNO HUBIERE PECADO, "ABOGADO" TENEMOS PARA CON EL PADRE, A "JESUCRISTO" EL JUSTO. Y "EL ES" LA PROPICIACION POR NUESTROS PECADOS,Y NO SOLO POR LOS NUESTROS, SINO TAMBIEN POR LOS DE TODO EL MUNDO"...

    ResponderEliminar
  2. Así es Tita. Solo un bendito, santo, precioso y justo mediador entre Dios y los hombres, en cuyo Nombre actuamos y somos.

    ResponderEliminar