"Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve , y no vuelve allá sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y dá semilla al que siembra y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero y será prosperada en aquello para que la envié" Isaias55.10-11

sábado, 22 de octubre de 2011

De abandono y permanencia


 "Estando prontos a castigar toda desobediencia cuando vuestra obediencia sea perfecta" 2 de Corintios 10.6

La biografía de Steve Jobs, el famoso fundador de Apple, que saldrá el lunes, contará entre otras cosas que  dejó el cristianismo y a Dios a los 13 años, luego de ver una foto de niños desnutridos en la revista Life, y de hablar con un pastor manifestando su incredulidad de  que a Dios le importaran esos niños.

Sin embargo, ese mismo hombre que el mundo hoy adula por su "legado", que dejó a Dios porque según él no hacía nada por la pobreza, no permitía a Apple que hiciera donaciones porque la empresa "debe ser rentable" . No hizo nada para paliar la  tremenda tasa de suicidios  y las condiciones de semi-esclavitud en Foxconn en China  donde se arman las ipad. Ese mismo hombre con una fortuna calculada en mas de $8.3 billones más derechos y acciones,  declinó la invitación de Bill Gates a participar en " Giving Pladge" una organización auspiciada por Gates para que las familias más ricas donaran la mitad de su fortuna para paliar las necesidades del mundo.

La historia de nuestras iglesias, familias y de nuestro Dios están llenas de abandono. Hemos olvidado practicar la permanencia, y frente a lo primero que no nos gusta, abandonamos en vez de permanecer y trabajar por cambiar lo que no nos gusta desde adentro.  Nadie cambia nada desde afuera. Los cambios empiezan en nuestro propio interior y en la permanencia, enfrentando los problemas y entendiendo que debemos cambiar.
Abandonar, nos hace orgullosos,  nadie nos controla y  terminamos atacando lo mismo que decíamos proteger en nuestra razon para irnos. Son tan pocos los que se quedan e invierten en luchar palmo a palmo, ganar batalla tras batalla.
Abandonar nos hace egoistas. De pronto tenemos la forma y los medios para paliar las deficiencias que señalábamos, pero ya no es importante.
si abandonamos a Dios por la gente, a la gente por nosotros mismos, y hasta a nosotros porque es la cosecha lógica de nuestra siembra ...¿ luego nos quejaremos con Dios porque no está presente?  ¿ No es acaso el problema que El siempre está y somos nosotros los que no vamos a El como bien dice el video de yes HEis  en la Bitácora de la Bahía?

En todo lugar hay necesidad, hambre, pleitos, y dolor. Todas las relaciones humanas se han vuelto muy dificiles en este mundo que termina su historia. Pero el egoismo y el abandono  no nos ayuda a cuidarnos. Estamos en esto juntos. Todos somos criaturas del mismo Creador y a El volveremos pronto, algunos para recompensa porque le amamos, otros para juicio porque le rechazaron.  1 de Corintios nos dice que lo mayor que permanecerá es el amor.  El amor, permanece, se queda, todo lo puede, todo lo dá.
Hoy es un buen momento para evaluar en términos de "amor" cuanto es nuestro legado al mundo.
Amarás, la orden diaria, no hay mayor mandamiento que este, Marcos 12: 30-31

Fuente noticia Foxconn: appleweblog.com
Fuente noticia sobre Bill Gates : dealbook.nytimes.com
Texto: Edith Gero
Imagen:"Ancianos en el crepúsculo"by Alams Yah Rauf/ vía www.bigxy.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario