"Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve , y no vuelve allá sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y dá semilla al que siembra y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero y será prosperada en aquello para que la envié" Isaias55.10-11

lunes, 13 de junio de 2011

Biblia al Día: 7 devocionales para la semana

DIA 1 - TUBERIA ESPIRITUAL

LEA: Salmo 57
… en ti ha confiado mi alma, y en la sombra de tus alas me ampararé… —Salmo 57:1
Biblia en un año:
Esdras 6–8
Juan 21

      El Oleoducto Trans-Alaska recorre 1.280 km a través de ese estado. Como se construyó en una zona de terremotos, los ingenieros tuvieron que asegurarse de que el conducto soportara los temblores de tierra. Entonces, se decidieron por una red de membranas deslizantes de teflón para disminuir el impacto cuando el terreno se mueve debajo de las cañerías. Quedaron encantados cuando llegó la primera gran prueba. En 2002, un terremoto hizo que el suelo se desplazara unos 5,5 m hacia un costado. Las membranas se movieron delicadamente para acomodarse al movimiento, sin dañar el conducto. La clave fue la flexibilidad.

      El conducto espiritual del creyente hacia el cielo se construye sobre una firme confianza en Dios. Pero, si somos inflexibles en cuanto a cómo esperamos que Él actúe, podemos incurrir en problemas. En una crisis, cometeríamos el error de dejar de mirar al Señor para centrarnos en nuestras circunstancias angustiosas. Deberíamos orar así: «Dios, no entiendo por qué has permitido que ocurra esto, pero confío en que, al final, me darás la salida, a pesar de todo lo que pasa a mi alrededor». El salmista lo expresó maravillosamente: «… en ti ha confiado mi alma, […] hasta que pasen los quebrantos» (Salmo 57:1).

     Cuando la tierra parece moverse debajo de nosotros, seamos flexibles en las expectativas, pero confiemos firmemente en el amor y cuidado inconmovibles de Dios.
Dios puede posponer la respuesta o negar nuestro pedido, pero nunca defraudará nuestra confianza.



DIA 2 - ESPECIALMENTE PARA TI

     ¿Deseas que el Señor mantenga sus ojos abiertos y atentos sus oídos a tus oraciones? ¿Deseas que Dios te escoja y te consagre para habitar en ti? ¿Y que Sus ojos y Su corazón siempre estén en ti?. Te tengo una noticia... Dios desea con todo su corazón que esto se haga realidad en tu vida! Y es por eso que en 2 Crónicas 7.14 te dice cómo debes lograrlo.

     "si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y restauraré su tierra. Mantendré abiertos mis ojos, y atentos mis oídos a las oraciones que se eleven en este lugar. Desde ahora y para siempre escojo y consagro este templo para habitar en él. Mis ojos y mi corazón siempre estarán allí." 2 Crónicas 7.14-16

Humillarse implica reconocer que necesitamos el perdón de Dios.

También nos dice que oremos y busquemos de Dios, este "buscarlo" no es para jugar a las escondidas, es para que lo conozcamos! Él nos dice: "Lo que pido de ustedes es amor y no sacrificios, conocimiento de Dios y no holocaustos." Oseas 6.6
"Conozcamos al Señor; vayamos tras su conocimiento. Tan cierto como que sale el sol, él habrá de manifestarse; vendrá a nosotros como la lluvia de invierno, como la lluvia de primavera que riega la tierra". Oseas 6. 3

Y por último... "abandona tu mala conducta". Se que es difícil abandonar una conducta, sobre todo cuando se nos ha hecho hábito. Y no importa si recién conoces a Dios o si te criaste en un hogar cristiano y hasta tienes un súper ministerio. Nadie está exento de caer. "Si alguien piensa que está firme, tenga cuidado de no caer."

1 Corintios 10.12

Pero no es imposible! Simplemente se trata de intentarlo y si caes, te levantas! Y si vuelves a caer te vuelves a levantar! Todas las veces que sea necesario. La única manera que tiene el diablo de vencerte es que tú decidas no volver a levantarte. Mientras aún luches no estarás vencido! Intenta de una manera activa vencer el pecado, confiésalo, pide consejo a personas que amen a Dios y sean maduras espiritualmente... tomate de la mano de Dios y LEVANTATE!

Y no dudes en acercarte nuevamente a Dios "Porque no tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo de la misma manera que nosotros, aunque sin pecado. Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos." Hebreos 4.15-16

Dios quiere perdonarte, escucharte y restaurarte, así que recuerda que "El Señor afirma los pasos del hombre cuando le agrada su modo de vivir; podrá tropezar, pero no caerá, porque el Señor lo sostiene de la mano." Salmos 37.23-24

Esto es lo que Dios dice de ti: "A cambio de ti entregaré hombres; ¡a cambio de tu vida entregaré pueblos! Porque te amo y eres ante mis ojos precioso y digno de honra. No temas, porque yo estoy contigo; desde el oriente traeré a tu descendencia, desde el occidente te reuniré." Isaías 43.4-5



DIA 3 - SALUDOS PARA TI
Hoy tengo para ti una historia, pero voy a comenzar con lo que Santiago nos dice: "Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas". Santiago 1:2

Hacía algunos meses que Maira olvidaba las cosas. Su mente retrocedía, acelerada, hacia algún lugar donde ella se escondía. En ese extraño mundo, el olvido no tenía importancia; ni los recuerdos. Tampoco la alegría o la tristeza. Aquel universo estaba construido de vacío. Ella andaba, aparentemente insensible, por los rincones de su propio universo.

Pero, la familia sufría. La tenían como referente. El esposo había fallecido varios años atrás, y ella era el alma de la casa. Verla en ese estado los dejaba como un día sin sol.
Fue en esas circunstancias que la hija mayor me buscó, con una pregunta: ¿Por qué Dios no la hace descansar? ¿Qué sentido tiene la vida, en ese estado?

¡Pruebas! Las encontramos todos los días. El versículo de hoy usa la expresión "diversas pruebas". El enemigo viene por todos los lados: es la pérdida del empleo; un divorcio doloroso; el descubrimiento de que el hijo está en las drogas; la traición del mejor amigo; las injusticias del trabajo, en fin...

Pero, Santiago dice que debes alegrarte cuando te veas atravesando el valle de las pruebas. ¿No es demasiado pedir? En el original griego, la palabra "pruebas", peirasmos, literalmente significa estado de lucha mental en el que te ves inclinado a separarte de Dios.

Tal vez, esto lo explique todo. Cuando el enemigo coloca pruebas en tu camino, su objetivo es separarte de Dios; hacerte creer que es el Señor quien te envía el dolor. Si en ese momento te vuelves en contra de Dios, el enemigo ha logrado su objetivo. Pero, si en el instante de la prueba te vuelves hacia Dios, entiendes que el dolor puede constituir un instrumento de edificación.

Todo depende de la perspectiva de la realidad. El presente estado de cosas no es el fin; no juzgues las actitudes divinas cuando el trabajo aún no ha sido terminado. Si tu visión del mundo es materialista, las pruebas son motivo de tristeza. Si es espiritual, serán motivo de agradecimiento y de gozo. Es en el fuego que el oro se refina. ¡Y tú eres oro!

Si continuamos leyendo lo que santiago nos dice podremos ver más alla de las pruebas: "pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia. Y la constancia debe llevar a feliz término la obra, para que sean perfectos e íntegros, sin que les falte nada." Santiago 1.2-4 (NVI) Esta es una promesa maravillosa! Te está diciendo, si superas la prueba serás más constante, y esta constancia te llevará a FELIZ término, serás perfecto e íntegro y, presta atención a esto: SIN QUE NADA TE FALTE.

Por eso hoy, a despecho de lo que puedas estar viviendo, levanta las manos al cielo y agradece. Después, parte confiado para enfrentar las dificultades de la vida. Y "Considérate muy dichosos cuando tengas que enfrentarte con diversas pruebas, pues ya sabes que la prueba de tu fe produce constancia. Y la constancia debe llevar a feliz término laobra, para que sean perfectos e íntegros, sin que les falte nada."



DIA 4 - MALA ELECCION

LEA: Apocalipsis 20:11-15

Muchos de los que duermen en el polvo […] serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua. —Daniel 12:2

Biblia en un año:
2 Crónicas 13–14
Juan 12:1-26

El presentador de televisión Larry King le preguntó a una estrella del espectáculo, ya anciano, sobre el cielo. Como prólogo, se refirió a una frase que le había dicho Billy Graham, que «él sabía qué estaba por delante: el paraíso; que iba a ir al cielo».
Entonces, el conductor preguntó a su invitado: «¿Usted qué cree?». Este respondió: «Yo quiero mucha actividad. El cielo me suena demasiado tranquilo. En el infierno hay mucho para hacer».
Lamentablemente, este hombre no es el único que piensa que una vida en el reino de Satanás es un destino ideal. He oído personas que dicen que prefieren ir al infierno porque todos sus amigos están ahí. Alguien escribió: «Si el infierno fuera real, no creo que fuera malo. Habría muchas personas interesantes».
¿Cómo podemos convencer a la gente sumida en este engaño de que debemos evitar el infierno y sus horrores? Quizá contándoles sobre las realidades de ese lugar, que se presentan en las Escrituras. En Daniel 12:2, se lo describe como un sitio de «vergüenza y confusión perpetua»; Lucas 16:23 habla de «tormentos»; Mateo 8:12 menciona «el lloro y el crujir de dientes»; y Apocalipsis 14:11 dice que los que están allí «no tienen reposo».
La verdad bíblica objeta que alguien piense que el infierno pueda ser un buen lugar para estar. Sin duda, rechazar a Jesús y enfrentar una eternidad en el reino de Satanás es una mala elección.
El mismo Cristo que habla de las glorias del cielo describe los horrores del infierno


DIA 5 - TODO OJO LE VERÁ

(Los Creyentes) le veremos tal como èl es. 1 Juan 3:2

Todo ojo lo verà...y todos los linajes de la tierra haràn lamentaciòn por èl. Apocalipsis 1:7

Un joven marinero creyente era el objeto la burla de la tripulaciòn de un barco. Cierto dìa el capitàn,
para bromear, se subiò al màstil, y con la ayuda de sus prismàticos se puso a escrutar cuidadosamente
el horizonte. Despuès de una larga observaciòn se dio la vuelta y dijo irònicamente a los intrigados marineros:

<> Todos prorrumpieron en risa, menos el joven marinero
quièn respondiò timidamente:<< No me extraña, capitàn, porque Jesùs dijo:>> " Los de limpio corazòn....ellos
veràn a Dios " Mateo 5:8.
El capitàn incrèdulo no vio a Dios, el Dios Salvador, a travèz de sus prismàticos, pero dentro de poco lo verà como Dios Juez. Verà a Jesùs, el Hijo de Dios sentado en su trono, a quien el Padre encomendò todo el juicio ( Juan 5:22)
Tendrà que dar cuentas de su incredulidad y no tendrà excusas.

Nosotros los creyentes, mucho antes del juicio, resucitaremos o seremos transformados y, en cueposo glorificados, veremos al Señor tal y como èl es 1 Juan 3:2. Y estremos con èl adoràndole de una manera perfecta y eterna.

Dios le bendiga



DIA 6 - NUESTRA DEPENDENCIA

LEA: 1 Juan 2:24–3:3

… en él vivimos, y nos movemos, y somos… —Hechos 17:28

Biblia en un año:
1 Crónicas 19–21
Juan 8:1-27

Mientras disfrutaba de la llegada de una nueva sobrina nieta, recordé cuánto trabajo requiere cuidar a un bebé recién nacido. Son criaturas pequeñas y con necesidad de ser alimentadas, cambiadas, tenidas en brazos, alimentadas, cambiadas, tenidas en brazos, alimentadas, cambiadas, tenidas en brazos… Totalmente incapaces de cuidarse, dependen de las personas mayores y más sabias que tienen a su alrededor.

Nosotros también somos hijos dependientes, supeditados a nuestro Padre celestial. ¿Qué necesitamos de Él que no podamos proveernos solos? «… en él vivimos, y nos movemos, y somos…» (Hechos 17:28). Él nos da incluso el aire que respiramos. También suple nuestras necesidades «… conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús» (Filipenses 4:19).

Necesitamos que nuestro Padre nos dé paz en las dificultades (Juan 16:33), amor (1 Juan 3:1) y ayuda en momentos de necesidad (Salmo 46:1; Hebreos 4:16). Él da victoria sobre la tentación (1 Corintios 10:13), perdón (1 Juan 1:9), propósito (Jeremías 29:11)
y vida eterna (Juan 10:28). Sin Él, «nada [podemos] hacer» (Juan 15:5); y de Él, «todos hemos recibido gracia sobre gracia»
Juan 1:16


No pensemos que somos totalmente independientes, porque no es así. El Señor nos sostiene día a día. De muchas maneras, tenemos tanta necesidad como un bebé recién nacido.


Depender de Dios no es debilidad, sino reconocimiento de Su fortaleza.



DIA 7 - RELACIONES DESTRUIDAS

LEA: 1 Juan 2:24–3:3

… en él vivimos, y nos movemos, y somos… —Hechos 17:28

Biblia en un año:
1 Crónicas 19–21
Juan 8:1-27

Mientras disfrutaba de la llegada de una nueva sobrina nieta, recordé cuánto trabajo requiere cuidar a un bebé recién nacido. Son criaturas pequeñas y con necesidad de ser alimentadas, cambiadas, tenidas en brazos, alimentadas, cambiadas, tenidas en brazos, alimentadas, cambiadas, tenidas en brazos… Totalmente incapaces de cuidarse, dependen de las personas mayores y más sabias que tienen a su alrededor.

Nosotros también somos hijos dependientes, supeditados a nuestro Padre celestial. ¿Qué necesitamos de Él que no podamos proveernos solos? «… en él vivimos, y nos movemos, y somos…» (Hechos 17:28). Él nos da incluso el aire que respiramos. También suple nuestras necesidades «… conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús» (Filipenses 4:19).

Necesitamos que nuestro Padre nos dé paz en las dificultades (Juan 16:33), amor (1 Juan 3:1) y ayuda en momentos de necesidad (Salmo 46:1; Hebreos 4:16). Él da victoria sobre la tentación (1 Corintios 10:13), perdón (1 Juan 1:9), propósito (Jeremías 29:11)
y vida eterna (Juan 10:28). Sin Él, «nada [podemos] hacer» (Juan 15:5); y de Él, «todos hemos recibido gracia sobre gracia»
Juan 1:16


No pensemos que somos totalmente independientes, porque no es así. El Señor nos sostiene día a día. De muchas maneras, tenemos tanta necesidad como un bebé recién nacido.


Depender de Dios no es debilidad, sino reconocimiento de Su fortaleza.

POR : Miriam C. López desde Canada,

Contactar a Miriam: liveworship@live.ca

Sigue leyendonos.
"Los japoneses" en la Bahía Home
"Historias de Vida" en la Bitácora

No hay comentarios:

Publicar un comentario