"Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve , y no vuelve allá sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y dá semilla al que siembra y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero y será prosperada en aquello para que la envié" Isaias55.10-11

miércoles, 13 de abril de 2011

Solo pocos entrarán.



Hoy mi mensaje es tan confrontante como bíblico. Fieles son las heridas del que ama y no temo herirlos porque solo la verdad puede hacernos libres.

Dios estableció quel el hombre viva una sola vez por un tiempo determinado, y luego el juicio. También determinó el fin de este mundo y puso un protocolo para que en la eternidad, habitemos con El en el Reino de los Cielos, y no en el infierno. 
El infierno existe dijo Billy Graham, y el cielo también existe. El lugar que habitemos en la eternidad depende solo de nosotros. El Cristo con el que nos encontremos también depende de nosotros. Aquel que viene pronto por Su Pueblo y cenará con El, o Aquel que  juzgará a  quienes no creyeron en El.


No se puede hablar del Dios de amor sin hablar del Dios de ira y  que pronto ejecutará Su justicia con mano fuerte que no temblará. 

No hay mayor amor que el que puedo darles hoy diciéndoles que la historia se está cerrando, nadie puede evitar lo que ocurrirá. El Señor Jescucristo volverá en breve, como Rey de Reyes, como Señor de Señores, y como dice Steve Lawson, "El no viene a jugar juegos, El no viene a ser dócil, El viene a dominar. El volverá a conquistar, y para condenar. Tú necesitas hacer términos de paz con este Rey que viene. Tú necesitas hacer un arreglo extrajudicial con El, porque no querrás  entrar en ese día final de conflicto con Cristo. Porque será implacable en la ejecución de Su justicia".

No es suficiente haber hecho una oración. No es suficiente ir a una iglesia. Es necesario toda una vida cambiada y viviendo bajo la dirección de Dios, amándole por sobre todo, y obedeciéndole en todo.

No es suficiente creer en Dios, hay que tener al Hijo. Hay que tener a Su Santo Espíritu, Dios es uno.  Y hay que vivir en Sus reglas, que nos dejó en Su Palabra. 
Hoy todavía hay tiempo, dale una oportunidad a Quien te creó. Rinde tu vida al Dios del Universo. 


El tiempo se termina. Las puertas del Arca de la Salvación pueden cerrarse en cualquier momento sin que podamos hacer nada. Hoy, ahora, es el tiempo oportuno de nuestra salvación, con un arrepentimiento sincero, mostrando desde este mismo momento, un cambio total. 


Toma una Biblia, leela desde hoy, y toma decisiones. Hazlo por tu propia eternidad. 
El Señor te bendiga y te lleve a un conocimiento claro de lo que El espera de tí.
Si necesitas orar para recibir al Señor y saber como comenzar otra vida, comunicate con nosotros, estamos para servirte.  Edith y el Equipo de la Bahía.


Video: Solo pocos entrarán en el Reino de los Cielos

No hay comentarios:

Publicar un comentario