"Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve , y no vuelve allá sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y dá semilla al que siembra y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero y será prosperada en aquello para que la envié" Isaias55.10-11

miércoles, 30 de marzo de 2011

Sucedió en Madagascar


No nos ha dado Dios espìritu de cobardìa, sino de poder, de amor y de dominio propio. Por tanto, no te averguenzes de dar testimonio de Nuestro Señor...sino participa de las aflicciones por el evangelio segùn el poder de Dios, quien nos salvò  y llamò  con llamamiento santo. 2 Timoteo 1:7-9
 
Un joven malgache expatriado se habìa convertido al Señor. Cuando regresò a su paìs deseaba mucho que la gente de su pueblo conociese a Jesucristo y que se construyese un lugar de culto. Pero sabìa, por experiencia propia, que sus compatriotas temìan mucho al poder de sus antepasados muertos.
Cerca del pueblo habìa un terreno considerado maldito por uno de sus ancestros. Êste habìa predicho que el que cultivase  ese campo morirìa ese mismo año. El joven reuniò a los aldeanos y les dijo: voy a cultivar el campo maldito, porque sè que Jesùs es màs fuerte que todos los espìritus, cualquiera que sean. Si muero, ustedes pueden concluir que me equivoquè y que los antepasados son màs poderosos que Cristo; pero si no me ocurre nada, reconozcan que Jesùs es vencedor de los espìritus de los muertos, y entonces permitan que se edifique aquì un lugar de culto, en donde los enseñare todo lo que conozco de èl.
Aceptaron la propuesta y el joven cultivò el campo. El año pasò y el creyente no sufriò ningùn daño. Entonces construyeron un local de reuniòn en ese campo, donde actualmente se reùnen aquellos que desean rendir culto a Dios y escuchar su Palabra.
No deberìamos testificar con la misma fe, en su sencillez y fuerza, respeto al poder de Aquel en quien hemos creìdo?
Dios les bendiga



Ya que todo lo que tengo me fue dado, no puedo tener orgullo, solo gratitud. 
I Corintios 4:7

Por Miriam C. López desde Canada
liveworship@live.ca
Imagen: "las olas del mar" by José Luis Herrera, Banco de Imágenes.

Visitanos en nuestras páginas, escucha música, descarga, comparte, comenta, viaja con nosotros. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario