"Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve , y no vuelve allá sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y dá semilla al que siembra y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero y será prosperada en aquello para que la envié" Isaias55.10-11

lunes, 14 de marzo de 2011

La Iglesia Emergente I


La Iglesia no es un lugar, ni un templo. Es  el cuerpo del Señor Jesús. Fue creado no como una organización sino para ser un organismo vivo, amoroso, que ejecute La Misión  de la Iglesia ( ó, la Gran Comisión). Y La Mision nunca fue "traed"  sino "id". Hay una gran diferencia entre llevar una palabra de vida, a traer la gente a nuestros templos para que la escuche. 
Congregarse no es una opción, pero hay múltiples formas de hacerlo. Jesús y sus discípulos y los miles se congregaban, en casas, en un huerto, donde fuere.
Jesús no tuvo ni quiso organizaciones. De hecho por lo poco que pasó por el templo fue para enseñar a sus puertas, ó para tirar las mesas de los cambistas. El Señor iba a la gente y llevaba su amor, compasión y la Palabra de Dios a ellos. Sin demasiadas estructuras ni complicaciones.
Diariamente debo tratar con el dolor de personas que ó han sido heridas por  aquellos que debíeran vendar sus heridas, ó que han sufrido severos problemas en sus familias y vida personal por la alta exigencia de la organización de sus iglesias. 

Hay otra gran diferencia entre que la organización sirva a La Misión, ó la gente deba vivir para servir a la organización y su crecimiento.
Veo con muchísima preocupación como mega eventos y mega templos son levantados usando una cantidad tal de dinero que fácilmente la Gran Comisión ya hubiera sido cumplida con él.


Quiero hacer énfasis en esto, cuando la gente debe servir a la organización y no las organizaciones sirven a la gente, para que esta cumpla La Misión, tenemos un problema serio en como estamos interpretando la orden que nos dejó el Señor. El derecho a la vida privada y al lógico desarrollo personal de cada persona como ministro del nuevo pacto fue dado por Dios. Como cuerpo nuestra función no es coartar, ni presionar para que ciertas tareas sean cumplidas, sino alentar y educar para que cada persona tome su plenitud en Cristo y pueda como entienda , cumplir su parte en La Misión.

Estamos asistiendo a tal diferencia entre las distintas enseñanzas de denominaciones que solo me lleva a creer que la iglesia como la conocemos, será completamente transformada para ser readecuada al propósito divino. Y en ello  veremos que dependiendo de la decisión al cambio y la acitud mental de entender y ser sensible a los tiempos finales, tal vez una  parte  de ella  quede en el desierto como le sucedió al pueblo de Israel. 

Toda enseñanza, debe ser pasada  por la Palabra de Dios, y aprobada por ellla. Porque solo la Biblia es letra viva, que separa, corta, permea y hace Su obra en nosotros.
Con mucho respeto por cada uno de ustedes, les pido que abran su mente.  Estaré publicando una serie de artículos que nos inviten a reflexionar ádonde vamos, y que cambios debemos implementar . Edith



La Cosecha Urbana
Escrito por Kenn Kilah   
Miércoles, 16 de Febrero de 2011 15:15
Presentamos a continuación la experiencia de un pastor bautista "de toda la vida" con la plantación de una iglesia emergente.


He tratado de evitar compartir nuestra historia porque creo que es aún es pronto para dar nuestras conclusiones en lo que iglesia emergente se refiere.


He pastoreado iglesias bautistas por más de 35 años y siempre he tratado de permanecer en la "vanguardia" en el área del evangelismo y del crecimiento de la iglesia. Después de haber probado todas las "nuevas" ideas desde las de Cho pasando por Wagner Hybels e incluso Warren. He estado en todos esos lugares y he estudiado mucho. He experimentado un  mini-avivamiento en la última iglesia Bautista que he pastoreado he estado tanto en Pensacola como Toronto. Es por ello que podría decir que tengo algo de experiencia.


A finales del año 2000 renuncié a la iglesia que pastoreaba para entrar en un proceso de confrontar con el Señor un sueño que al final se tradujo en el inicio de una nueva iglesia que comenzamos de cero con sólo 12 personas.


Han pasado ya cuatro años y ya tenemos alguna comprensión de las cosas. Seguidamente presento un resumen de lo que el Señor ha hecho en medio nuestro. He tratado de ser no demasiado radical, sino que aplicar principios bíblicos de toda la vida y tratar de ser relevante.


1. "Cada miembro es un ministro" - Menos énfasis en "el pastor" y más en cada uno de los ministerios que Dios ha puesto. Descubrir los dones y habilidades que cada quien tiene y ponerlos a trabajar en la comunidad o en el trabajo o en la escuela.  Esto no suena a algo muy diferente a lo que hemos escuchado en el pasado, pero nos ha dado resultado pues hemos tratado trabajar en este sentido.  Ahora tenemos seis grupos diferentes con sus líderes (que de forma independiente se erigen) y que conectan con los vecinos del barrio, con sus compañeros de trabajo, con sus compañeros en la universidad, etc., etc.


2. "No VAMOS más a la iglesia" - Claro que nos reunimos los domingos por la mañana pues es el momento más fácil para la mayoría de los miembros. No consideramos que esta reunión sea la principal aunque son dos horas y media de la adoración, de café y enseñanza. Solemos hacerlo en varias "salas de reunión" que pueden ser en el club, mientras comemos en un restaurante o en un parque.  También nos hemos reunido en una sala de conferencias de un Resort.  No tenemos planes de tener nuestro propio local sino que aumente el número de estas salas de reunión en lugar de tener una multitud en un local. Tal vez en un futuro nos reunamos todos juntos en una convención para edificarnos y compartir nuestras experiencias e inspirarnos mutuamente.  Nuestro lema de misión es muy simple: "Su presencia, alcanzar a las personas y cambiar vidas".  Podría compartir varios testimonios de lo que está sucediendo en medio nuestro.


3. "No más calendarios de eventos". Como grupo no invitamos a nadie a nada. Sin embargo los miembros invitan a otras personas a sus hogares y a grupos pequeños. Nos reunimos con las personas para tomar un café, compartir una cena, etc., etc.


4. "Mantener la simplicidad" Hay un pequeño grupo de liderazgo y aunque estoy considerado como "el", creemos que los dones espirituales deben ejercerse y no sólo en las  reuniones de "iglesia". Los miembros tienen absoluta libertad de bautizar a nuevos creyentes y compartir la Cena del Señor en sus reuniones, además tienen absoluta libertad para probar nuevas cosas.  Creemos en la libertad y la capacidad de nuestros miembros.


5. "Las relación facultan al ministerio".  Hemos dedicado mucho tiempo en conocernos unos a otros. Por eso animamos a los grupos más pequeños a que dediquen el tiempo a compartir juntos. Creemos que por las relaciones se establece la confianza en las personas para ministrar la Gracia de Dios a las personas.


6. "No somos la única iglesia en nuestra ciudad". Por lo tanto creemos en el apoyo de otras iglesias y sus ministerios. Si alguien tiene un evento anual que está haciendo un buen trabajo lo apoyamos, los ayudamos con nuestro trabajo o con una donación. Tenemos una amplia visión de la iglesia tanto a nivel de ciudad, la nación como internacionalmente. Tenemos una lista de apoyo tanto en el país como en el extranjero.


7. "Nuestros líderes, incluyéndome a mí, trabajamos en empleos seculares".


Creo que este escrito se está convirtiendo en un tratado y no es mi intención que lo sea por lo que voy a parar aquí. Sin embargo de lo anterior se puede deducir que como iglesia estamos concentrados en la misión más que en la gestión de los asuntos de la congregación y es este el mensaje que quería compartir


Kenn Kilah
Caloundra CityHarvest
www.entrecristianos.com

3 comentarios:

  1. me pregunto si dentro de la filosofía de "hacer iglesia" descrita en este artículo está también la doctrina de la santificación y del arrepentimiento de pecado. Es decir, ¿existe convicción de pecado en los miembros de esta iglesia?
    Valoro la pasión por las almas pero, ¿se les predica a la gente acerca del pecado denunciando las malas prácticas de la naturaleza pecaminosa que les caracteriza sin Dios? ¿Se habla de las implicancias de versículos bíblicos tales como "De modo que si alguno está en Cristo nueva criatura es, las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas" o de "Seguid la paz con todos y la santidad sin la cual nadie verá al Señor"?
    Leo muchas buenas ideas pero me preocupa que por querer alcanzar a más gente, se distorsione la verdad del evangelio y se use sólo "1 de los filos" que tiene la Palabra de Dios...
    No hay poder sin santidad y no habrá santidad sin arrepentimiento, y el arrepentimiento sólo es consecuencia de una profunda convicción de pecado frente a la Santidad de Dios.

    Hector Pardo
    Chile

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches Hector, muy interesante lo que planteas y gracias por compartir. La posicion de nuestro plantel por supuesto que es sostener las doctrinas fundamentales, y cada letra y cada tilde de la Palabra. Estamos de acuerdo en que sin santidad nadie verá a Dios, y que el arrepentimiento de obras muertas es la doctrina numero uno, necesaria para la salvación. No estamos para juzgar lo que cada iglesia considere correcto, esté eso entre ellos y Dios, nosotros informamos, y lo que enseñamos, lo hacemos con base en la Eterna Palabra de Dios. Dios te bendiga. Puedes escribirme a mi correo para más aclaraciones.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Edith, totalmente de acuerdo con tus palabras. No se trata de criticar, simplemente enfocarnos en lo que Jesucristo hizo y enseñó. Punto. Una Reforma dirigida por Dios en el corazón de aquellos que le aman y desean servirle de acuerdo a Sus estatutos es lo que se necesita para estos tiempos convulsionados y peligrosos; antesala de la Gloriosa Manifestación de la Segunda Venida de Nuestro Señor Jesucristo.
    Ariel Sierra Casanova
    Colombia

    ResponderEliminar