"Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve , y no vuelve allá sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y dá semilla al que siembra y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero y será prosperada en aquello para que la envié" Isaias55.10-11

sábado, 26 de febrero de 2011

Hijos de la desobediencia y de la obediencia.



 
"Hoy pongo al cielo y a la tierra por testigos contra tí, de que te he dado a elegir entre la vida y la muerte, entre la bendición y la maldición. Elige pues la vida, para que vivan tú y tus descendientes. Ama al Señor tu Dios, obedécelo y sé fiel a él porque de él depende tu vida" Deuteronomio 30:19-20 NVI



Genésis es  también llamado el  libro de los comienzos y  narra la Creación y la historia del hombre ; como una permanente siembra y elección de  una vida de obediencia o de desobediencia  a las reglas que Dios nos legó en Sus Cartas de amor, Su maravillosa Palabra.
También nos cuenta el Génesis, cuál es la cosecha o consecuencia de ignorar o desobecer las reglas eternas que Dios creó para nuestro bien.
No solo para nosotros, sino que es una historia de como las generaciones posteriores, cosechan el fruto de nuestras decisiones. 

Desarrollo sustentable, uno de los términos más usados en ecología implica elegir lo que deje el mejor impacto negativo a las generaciones futuras. 
Dios nos creó para ser de bendición, para nosotros y nuestros hijos y los hijos de sus hijos: nos creó para formar familias bendecidas que caminen bajo Su luz admirable al respetar sus reglas. 
De nuestras decisiones diarias, depende nuestra siembra, y el impacto en las generaciones.

Hoy, consideremos la historia de los comienzos,  sus consecuencias, y elijamos desde hoy, la vida. 

Y Creó Dios a Adán y Eva , a Su imagen perfecta los creó. Y el hombre y la mujer caminaban con Dios en su huerto, sin verguenza, en comunion con El. Pero un día decidieron escuchar el pensamiento de engaño de la serpiente, y desobedecieron. Por tanto en el episodio conocido como "La Caída" el hombre y su mujer son expulsados del huerto y de la comunión con Dios y pasan a conocer la verguenza, el engaño, la mentira y el miedo. 
Los hijos de nuestros antecesores, Caín y Abel, fueron hijos de la desobediencia y fueron asi, porque NO ESTA REGISTRADO QUE ADAN Y EVA SE HALLAN ARREPENTIDO DE LO QUE HICIERON (nótese: arrepentimiento es un requisito de la salvación y el cambio).
Así es que Caín se molestó con Abel porque Dios , que siempre mira la intención del corazón humano mas que su hacer, vió con mayor agrado la ofrenda de Abel. Y pensó mal en su corazón contra su hermano. 
Es notable, que aún a punto de cometer la segunda desobediencia, Caín PODRIA HABER DECIDIDO no hacerlo. En una interesantísima conversación con Caín, Dios le dá la oportunidad de que decida, no desobedecer...
"Entonces el Señor le dijo:¿Por qué estás tan enojado?¿Por qué andas cabizbajo?. Si hicieras lo bueno, PODRIAS ANDAR  con la frente en alto. Pero si haces lo malo el pecado te acecha, como una fiera listo para atraparte. NO OBSTANTE, TU PUEDES DOMINARLO".
Asi que Dios , aún viendo que la intención de Caín estaba manchada por la desobediencia y por su intención mala, le ofrece una oportunidad de cambiar su destino, a traves de su decisión.
Mas Caín mata a Abel, le miente a Dios cuando le pregunta por su hermano, y la maldición de Dios por su desobediencia, que en Adán fue a la tierra, se traslada ahora directamente al hombre, (nótese: al pasar las generaciones y aumentar la desobediencia, aumenta el juicio de Dios, nada, quedará sin justicia).
Y aquí, viene un interrogante que se discutió por años, porque muchos dicen " sí, pero que justicia, si Dios lo perdona a Caín, y no deja que lo maten"....
Si, es cierto. Pero , hay que ver la historia en su contexto. Y seguimos adelante, porque Dios es tan amoroso como lleno de justicia.

Si...Dios le perdona a Cain la vida, pero el perdón fue de parte de Dios nada mas, fue una nueva oportunidad. Sin embargo NO ESTA ESCRITO QUE CAIN NI SUS HIJOS SE HAYAN ARREPENTIDO, POR EL CONTRARIO, SIGUIERON HACIENDO LO MALO. 
Y entonces como dice Gálatas, Dios no puede ser burlado, y lo que el hombre siembre, eso cosechará, ( él y sus generaciones).

Esta historia , de los hijos de la desobediencia termina en Genesis 6.5. Cuando Dios, en un pasaje de por demás triste, se arrepiente de habernos creado, y decide terminar con todo. El diluvio fue juicio de Dios sobre la tierra y sobre los hijos de la desobediencia. Y TODOS los descendientes de Caín, fueron eliminados, borradas para siempre sus generaciones de la faz de la tierra. La Palabra de Dios nunca será burlada, Sus leyes jamas serán quebradas, como fue ayer es hoy. Todo, verá el tiempo y el día de Su perfecta justicia, para ira, o para recompensa.
Si tú ves familias que de padres a hijos pasan sus historias de muerte, violencia, y demás, sigue leyendo y encontrarás como terminar con esto. 

Ahora, veamos la otra elección posible, obediencia, arrepentimiento, y el legado a futuras generaciones.

Volvemos a Génesis 4. Adán y Eva, conocen el dolor mayor que puede vivir un padre, la muerte de uno de sus hijos a manos de otro asesino, ahora condenado al destierro. Quedaron solos, y de seguro, su quebranto los condujo al arrepentimiento. Porque procrearon otro hijo que llamaron Set(del hebr:"concedido") y algo ocurrió, fruto de ese arrepentimiento porque sigue contándonos el Señor  en Génesis 4.26  que Set tuvo un hijo de su obediencia, Enós y "desde entonces se comenzó a invocar el nombre del SEÑOR"Génesis 4.26.
El fruto de generaciones perfectas en obediencia se vé claro en  Génesis 6, otra vez. Dios, se arrepiente de habernos creado, pero, decide continuar la raza humana con el único hombre de "generaciones perfectas"  que encontró, Noé. Hombre fiel, justo y honrado, hijo de la obediencia, recibe el fruto de su andar con Dios y se le dá el privilegio no solo de perpetuar la raza humana, sino de llevar a sus "hijos de obediencia" y sus esposas  con él para repoblar la tierra. Solo ocho personas sobrevivieron el diluvio.
Se convierten así Noé y sus hijos, los hijos de la obediencia, en la muestra de la permanente bondad de Dios hacia el ser humano, y como nuestra historia es lo que decidimos, y lo que hoy decidimos, nos afecta a nosotros, a nuestro entorno y a nuestras generaciones. 

Mi vida particular conoció 20 años de dolor, oscuridad y maldad extremos. Pero un día, yo salí de eso, pacté con Dios y decidí que yo y mi casa serviriámos al Señor. Desde entonces no he dejado de estudiar Su palabra y decidir obedecer cada día sus reglas. Mis hijos fueron hijos de mi propia obediencia, y hoy cosechamos familias fuertes, y sanas.  Nuestro profundo quebranto y arrepentimiento, ha dado luz ya a dos generaciones y no deja de extenderse, porque la Palabra del Señor nunca será burlada. Decide hoy, elegir la vida y andar bajo la luz de Dios obedeciendo cada una de las reglas que El ha diseñado para nuestras vidas. Porque ciertamente, habrá un día de perfecta retribución, y entremedio, podremos vivir en paz.  Edith

Puedes ver nuestra reunión en vivo mañana desde las 10.30 hs de Argentina, en el reproductor de la página. "sin dejar de congregarse como algunos tienen por costumbre". Escucha la Palabra de Dios hablada y explicada, " mas la fe viene por el oir y el oir por la palabra de Dios".

No hay comentarios:

Publicar un comentario