"Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve , y no vuelve allá sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y dá semilla al que siembra y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero y será prosperada en aquello para que la envié" Isaias55.10-11

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Diario perfume

"María tomó entonces como medio litro de nardo puro, que era un perfume muy caro, y lo derramó sobre los pies de Jesús, secándoselos luego con sus cabellos. Y la casa se llenó de la fragancia del perfume." Juan 12,3 NVI
Hace un tiempo , salía apurada en un día mas complicado de lo habitual. Cuando recogí el nuevo frasco de perfume para ponermelo, se cayó al suelo.  De inmediato y por los próximas semanas, toda la habitación estuvo  inundada de aquel perfume.
Me dió fastidio. Ya no tenía tiempo de ir a la boutique de perfumes donde suelo comprar. Y además, ni lo había probado.
El perfume es algo importante en la vida de cada persona, es personal y único y solemos pensar en el como algo muy propio, como algo nuestro, no para otros.
¿A quien entregas tu perfume?
Cuando mi hijo vino, me dijo sonriendo "ungiste con perfume tu altar" y me dejo muda de asombro. Que poco buceamos a veces en la profundidad de lo que Dios hace minuto a minuto con nosotros. Mi hijo había captado  lo que yo no pude.
...El perfume que María derramó para el Señor costaba el salario de un año, era su tesoro especial, tal vez lo único de valor que poseía. Pero ella lo entregó, no se lo guardó...
Compré otro perfume, y por esas cosas que ocurren, también se rompió. Y esta vez sonreí sin poder contener las lágrimas. De inmediato, recordé a María ungiendo al Señor.
Desde el año pasado, mientras estudiaba a diario la Biblia, me llamó la atención el tema controversial de dónde estaba el altar del incienso.
El Santuario o Tabernáculo , fue el lugar que Dios mismo ordeno y mandó levantar donde se le adoraría y donde Su Presencia reposaría. El Señor ordenó el protocolo, cada detalle, cada paso, no es de cualquier forma que podemos ir a El. Hay un protocolo.
No es legalismo, es la forma que a El le gusta. Es como si el ser que amamos nos dijera donde quiere ser visitado y como.
El Santuario estaba dividido en tres partes. Los atrios y el Lugar Santo separados por un velo del Lugar Santísimo  donde solo entraba el sacerdote una vez al año. El velo que separaba el Lugar Santísimo fue roto por el sacrificio del Señor, todos podemos entrar ahora por su Gracia infinita.
¿Pero,  entramos? ¿Y como nos presentamos ante El?
En el Lugar Santo había dos cosas fundamentales que debían ser cuidadas para que la Presencia de Dios morara en el Lugar Santísimo. La luz, y el perfume. El altar del perfume no estaba como comunmente se cree junto al arca del Lugar Santísimo, sino que se situaba junto al candelabro, justo al lado de la cortina, perodentrol Lugar Santo.
No era casual. El diario perfume.
El Señor fue claro, que si bien al Lugar santísimo solo podia entrar el sacerdote una vez al año, jamas, jamás podía faltar el aceite de las lámparas , la luz no debía ser  apagada. Y no debía faltar el diario perfume elevado como ofrenda grata.
"ordénales a los israelitas que te traigan aceite puro de oliva, para que las lámparas estén siempre encendidas. Aaron y sus hijos debían mantenerlas encendidas toda la noche en presencia del Señor, en la Tienda de reunión, fuera de la cortina que está ante el arca del pacto. Esta ley deberá cumplirseentre los israelitas siempre, por todas las generaciones" Exodo 27.20-21 NVI
"Cada mañana, cuando Aarón prepare las lámparas, quemará incienso aromático sobre el altar, y también al caer la tarde, cuando las encienda. Las generaciones futuras deberán quemar siempre incienso ante el Señor. No ofrezcas ante ese altar (el altar del perfume)  ningún otro incienso, ni holocausto ni ofrenda de grano... Este altar estará completamente consagrado al Señor" Exodo 30.7 al 10 NVI
"El Señor le dijo a Moisés:"Toma una misma cantidad de resina, ambar. galbano e incienso puro, y mezcla todo para hacer un incienso aromático como lo hacen los fabricantes de perfumes. Agrégale sal a la mezcla para que sea un incienso puro y sagrado. Muele parte de esta mezcla para hacerla polvo, y colócala en la Tienda de reunión frente al arca del pacto, donde yo me reuniré contigo. Este incienso será para ustedes algo muy sagrado. Y no deberá hacerse ningún otro incienso con la misma fórmula, pues le pertenece al Señor. Ustedes deberán considerarlo como algo sagrado. Quien haga otro incienso parecido para disfrutar de su fragancia, será eliminado de su pueblo" Exodo 30. 34 al 38 NVI
No cualquier perfume podía ofrecerse, sino uno dedicado a El, hecho según Su especificación, todo lo demás era considerado perfume extraño.
Cuando nosotros dejamos de vivir a nuestra manera, y con esfuerzo y dedicación aprendemos a vivir nuestros días bajo las sombra de Sus alas y a la luz de sus eternas Reglas, amando a Dios con todo nuestro corazón, nuestra mente y nuestras fuerzas, un perfume grato se forma en nuestra vida, y todo el ser comienza a exhalarlo. Ofrenda de olor grato.
El incienso para el diario perfume en el altar del perfume, se hace con obediencia, santidad,amor, perdón, y cuidando cada día nuestra relacion con El como lo más importante de nuestras vidas.
Dios primero. Corre y ofrece tu perfume si aún no lo has hecho hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario