Adorar

En una tarde tan bella que parece irreal, la primavera se anticipa descolgándose en medio del árido invierno .


Los pájaros se alegran en la inesperada tibieza y regalan su canto como flores que aun no se estrenan, y esperan dormidas, las lluvias tempranas.


Y esto nos recuerda la bondad de Dios,Su bendita Misericordia como aprendimos hace unas publicaciones atrás. Que demuestra su fidelidad obstinada trayendo abrigo al frío intenso y una eterna promesa de rescate para los que han creído en El.


Dios es nuestro conquistador y nuestra victoria. Nuestro libertador y seguro refugio. El es amparo en la tribulación y esperanza al afligido. El es nuestro amor y nuestra pasión. Nuestro salvador y el agua viva que nuestro espíritu anhela.


Toma un minuto para regalarle al Señor palabras de amor de un corazón agradecido, por tanto inmerecido que recibimos día a día, sin buscarlo, sin pagarlo, Su Gracia esta allí, a cada segundo, cubriéndonos, esperándonos, dándonos una nueva oportunidad, nuevas fuerzas, renovando nuestra fé .


La esencia de adorar, es dirigirse a Dios con una actitud de dar, de honrar, no de recibir. Y tales adoradores busca el Señor, que le adoren en espíritu y en verdad.


Amor, relación  personal, intimidad, son palabras para indicar el camino que debemos recorrer en adoración y búsqueda constante de Su Presencia.


Toma tiempo este fín de semana, para adorar. La mesa está servida, en miles de lugares cada domingo, solo acércate, y no pidas nada, sino ofrece una actitud de agradecimiento y honra. El Padre sabe lo que necesitas antes que lo pidas. Sé libre para adorar sin reservas.
Dios te bendiga y te conduzca bajo Sus amorosas Alas.
Edith

"Rompe tus límites" en la Bitácora de la Bahía.
"cuando tu corazón encuentra un Padre" en la Bahía Home.

Comentarios

  1. bellísimas palabras...Dios le Bendiga Hermana.!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario