miércoles, 14 de julio de 2010

Desobediencia, consecuencia.

"Estos son los orígenes de los cielos y de la tierra cuando fueron creados, el día que Jehová Dios hizo la tierra y los cielos...Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente...Y Jehová Dios plantó un huerto en Edén, al oriente; y puso allí al hombre que había formado. Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de la vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal...Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto del Edén para que lo labrara y lo guardase. Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; más del árbol de la ciencia del bién y del mal, no comerás; poque el día que de él comieres,
ciertamente, morirás...

Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; Sino que sabe Dios que el día que comaís de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bién y el mal. Y vió la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió, y dió también a su marido, el cual comió así como ella...
Entonces fueron abiertos los ojos de ambos y conocieron que estaban desnudos;... Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto. Mas Jehová Dios llamó al hombre , y le dijo: ¿Dónde estás tú?. Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo, y me escondí" (Extractos de Génesis 2 y 3, RV)


Este episodió bíblico conocido como "la caída" nos remonta al origen de tres cosas que hoy quiero mencionar. Y que son frutos directos de la desobediencia.
-esconder
-temor
-verguenza.

El hombre fue creado para vivir, en un lugar maravilloso, eternamente con Dios. Su provisión en todo estaba asegurada. Su relación con Dios era libre y perfecta.
Y Dios puso su primera regla, que en síntesis, es: "Obedéceme y vivirás. Si ignoras mis reglas, morirás." Y le recalcó como algo inobjetable: "Ciertamente, morirás". Como expresando, "todo te lo he dado, para que vivas una vida perfecta, solo te pido a cambio, tu obediencia".

Y apareció el primer engaño. Porque el enemigo de los hombres siempre pretende distorsionar lo que Dios hace. El problema no es cuanto poder tenga la oscuridad, el problema es cuanto nosotros le creemos....
Porque el hombre, no atendió la  regla de Su Creador . Sino a la voz del engaño.

Sin una pausa, las consecuencias de la primer desobediencia fueron esconderse, sentir temor y tener verguenza.
Miles de años transcurrieron desde entonces. Pero frente a la primera desobediencia a las reglas eternas de Dios, seguimos escondiendo todo lo que hacemos, sentimos temor, y tenemos verguenza de lo que hacemos.

Cuando Jesus en su sacrificio perfecto y completo llevó nuestras desobediencias en la cruz, nos dió el remedio, para volver a una comunión libre con Dios.
Romper nuestro silencio y dejar de esconder . (Salmos 32.3-4, Lucas 12.2-3)
Renunciar al temor apropíandonos de La Palabra de Dios.(2º de Timoteo 1.7)
Terminar con  la verguenza  exponiendo nuestras vidas ante Su Luz admirable. (Lucas 8.17)

Si hasta hoy hemos desobedecido, y bebido del caliz amargo de la desobediencia, hoy, podemos abrir un nuevo cuaderno de vida,  porque Dios hace nuevas las cosas todos los días, y sembrar obediencia.
Día a día, elegir el camino de la obediencia a Dios, si  hoy, puedo decidir elegir eso, lo demás vendrá  por añadidura. Porque empezaré el día doblando mis rodillas ante el Dios que hizo la tierra y su plenitud, el mundo y los que en él habitan, y tomaré Su Palabra para leerla y ponerla por obra.
Y conforme obedezco y redimo en mi vida la maldición original, veré una vida plena de Su maravilloso Amor y Gracia.
"Más la senda de los justos es como la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto" Proverbios 4.18)

1 comentario:

  1. todo se presenta y todo se da, el problema es que es lo que uno escoge y a donde me lleva no lo se,pero si se una cosa que con Jesucristo se a donde ir si Obedesco y tengo fe en El.

    ResponderEliminar