"Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve , y no vuelve allá sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y dá semilla al que siembra y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero y será prosperada en aquello para que la envié" Isaias55.10-11

sábado, 12 de junio de 2010

Si estás enfermo.

“Más él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él y por Su llaga fuimos curados”. Isaías 53: 5.

Jesús pagó por nuestra enfermedad, hace mas de 2.000 años. Cada gota de Su preciosa Sangre, derrotó una a una, a cada enfermedad. Y seguramente, fué aún más allá. Porque Su obra, es perfecta y completa.
Por tanto, si tú estás enfermo, mira lo que dice la Palabra de Dios:

"sobre los enfermos pondrán sus manos, y ellos sanarán" Marcos 16.18 

El Señor dedico gran parte de Su Ministerio a sanar enfermos.  Su orden para nosotros fue que si alguno estuviere enfermo, el creyente pondrá sus manos sobre él, y orará por él, para que sea sanado.
Hay miles de iglesias cristianas de sana doctrina en el mundo, donde puedes acercarte a pedir oración por tu enfermedad. Por favor, hazlo. Si ya has intentado todo, prueba ser obediente a la Palabra de Dios, porque ella es "viva y eficaz" (Hebreos4.12).

Ahora ¿quiere decir esto que no tengo que ir al médico? no, nunca aconsejamos esto. Si usted está enfermo, concurra de inmediato al profesional correspondiente, busque ayuda. Dios también capacita al personal médico y se mueve por las manos de los médicos. Busque ayuda de inmediato, sea responsable con la adminsitración de su propio cuerpo, pero mientras llega al hospital o llama al médico o saca el turno, pida a un cristiano de fé conprobada que ponga sus manos sobre usted y ore.
Hace poco mi hija se quebró la muñeca  en un ensayo de danza, y la gente de su equipo oró por ella y luego toda la familia, pero mientras llegaba la ambulancia... Luego tuvieron que operarla, y ponerle clavos, y todo el proceso fue doloroso y dificil e incierto. Seguimos orando mientras cumplíamos al pie de la letra las especificaciones médicas. 
Cuando el médico no nos daba seguridad que quedaría bién, persistimos en orar por ella creyendo, que la Voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta. 
Su mano quedó muy bién finalmente. Dios es fiel.

¿Significan estos versículos que si o sí vendrá la sanidad?
 NO. Hay una voluntad trazada por Dios para nosotros, esta vida no es eterna, y hasta que pasemos a la vida eterna y a tener un cuerpo glorificado que ya no sufrirá, enfermaremos, y en algun momento, moriremos. Es parte del proceso de esta vida.
Conforme a lo que El decidio desde siempre, se hara como El lo planeo, a veces habra sanidad, a veces no, a veces el Señor obrara por medio de medicinas, a veces no.
He visto gente ser sanada de inmediato, en iglesias, con mis propios ojos, y he visto gente  quejarse de Dios porque no era sanada. La diferencia, es la fe y la entrega incondicional a Su Voluntad. 
Como los caminos de Dios son mas altos que nuestros caminos,  no podemos saberlos. Pero si podemos ser obedientes a sus órdenes, y esperar en fe Su Voluntad.

"En todo estoy enseñado" citaba el apostol Pablo en Filipenses 4.12. En abundancia, en necesidad, en salud, enenfermedad, él seguia adelante, puestos los ojos en Jesus.
En un tiempo participé de un equipo de voluntarios para ir a un hospital, cada día oraba por los enfermos, ví gente sanarse, y vi gente partir, en paz. Me quedó en la memoria una mujer cristiana con una enfermedad terminal, todos los días ella sonreía en su cama, cantaba y ¡les pedia a las enfermeras que le dejaran ayudar! sentada en su cama, soportando tal vez fuertisimos dolores, ella creía en Su Señor, sonreía, y doblaba gasas y todo en lo que podía colaborar. Finalmente partió con el Señor, todas nuestras oraciones no la sanaron, pero ella partio en paz y con unas sonrisa a su morada eterna, miralo asi, ella logró, la sanidad perfecta, la obra del Señor ahora es perfecta en ella, no mas sufrimiento ni dolor. 

Asi que no sabemos si sanaremos, pero debemos ser obedientes,  orar por los enfermos,
Y si tú eres cristiano y estás enfermo y no hay nadie cerca, tú mismo, pon tu mano sobre tu enfermedad, y ora por tí, porque todo, lo puedes en Cristo que te fortalece.
Finalmente, la Palabra de Dios nos dice innumerables veces, que es salud, al que la halla. Lee la Biblia a diario, ten fe, y recibe sanidad, en el nombre de Jesus.
Si recibes este artículo en tu correo, mira el video en www.bahiaesperanza.blogspot.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario