"Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve , y no vuelve allá sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y dá semilla al que siembra y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero y será prosperada en aquello para que la envié" Isaias55.10-11

lunes, 7 de junio de 2010

La mejor creación de Dios


 
Cuando me preguntan porque creo que Dios existe tengo varias respuestas pero una de ellas, y de las que estoy mas convencido, es que creo que Dios existe porque la mujer existe.
La mujer es el ser mas maravilloso que pudo haber creado Dios. Es totalmente imposible que un ser capaz de significar tanto y de aportar tanto en la vida del hombre, sea un hecho casual y fortuito.
Cuando Dios hizo las cosas, la Biblia expresa que lo que Dios veía ”¡era BUENO!”(Genesis 1)
Pero luego que hizo al hombre dijo: : “No es bueno que el hombre esté solo.” (Gen. 2.18) Y la verdad sea dicha, el hombre sin la mujer no va para ningún lado. Se vuelve un “ocho.” No tiene horizonte claro y está destinado a enredarse su vida.
El machismo está mandado a recoger. La mujer nunca debe pensar que su valía es inferior al del hombre.
Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni mujer, porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.  (Gálatas 3: 28)
 Las mujeres siempre han marcado la diferencia y han estado presentes en la historia del hombre. Por lo general, una enfermera nos llevó a nuestra madre. Nuestra progenitora nos dio de comer, nos bañó, nos brindó los primeros cuidados, nos consintió, nos hizo nuestro primer peinado, nos vistió… en fin. O quien crees que estuvo allí cuando fuimos por primera vez a estudiar y derramamos lágrimas a mas no poder y escuchamos la típica frase: “vengo por ti  mas tarde.” Las tías, las vecinas, las amigas de mamá… Todas fueron a vernos y nos ponían caras chistosas y expresaban frases incoherentes para distraernos y darnos la bienvenida.
Yo me considero un afortunado al contar en mi vida con mujeres de Dios que me han aportado mucho y me han permitido ser alguien que las valora y respeta por lo que son. No se trata de ser feminista, se trata de darle a la mujer el lugar de honor que se merece y darles el sitial de honor que se han ganado siendo como son.
Espero que llegue el día en que mas hombres, como yo  he llegado a hacerlo, se den cuenta del inmenso valor que tiene la mujer y ayudemos a construir un mañana mejor donde las damiselas sean reivindicadas y no exista un solo lugar donde se dé maltratos y humillaciones al ser que, de lejos, ha sido la mejor creación de Dios. 
Por Ariel Sierra Casanova

1 comentario:

  1. gracias hermano no se quien eres ,solo se que le das a la mujer el valor que nuestro Señor y creador nos dio,Dios te bendiga rica y abundantemente

    ResponderEliminar